¿Verdaderos Guatemaltecos?

Entonando el himno nacional

Entonando el himno nacional (Photo credit: Keneth Cruz)

Por: Isaias Morales, estudiante de nivel medio.

¿Quiénes creen que cantar el himno nacional hoy o ponerse la camisola es la mejor forma de identidad? Pues déjenme decirles que aún viven en una burbuja. Considero que desde el humilde hasta el exitoso empresario aún no se identifica, no con el país, sino consigo mismo. Porque venimos escuchando un concepto de independencia y libertad desde pequeños. Se nos ha acostumbrado a un nacionalismo y patriotismo.

¿Cuál nacionalismo? ¿Cuál Patriotismo? Eso lo inventaron los funcionarios que un día quisieron hacerle creer a la población que todo estaba bien. No estamos bien señores. Hoy no nos hagamos los “locos” para ignorar una realidad que no escapa ante los ojos de muchos.

¿Libertad? Cual libertad si seguimos siendo esclavos de nuestra propia mente, de nuestra poca ambición de buscar por nosotros mismos nuestro destino o nuestros sueños.

¿Independencia? ¿Donde está? O solo fue una llamarada de tuza que al final solo se celebre cada año: Como nos atrevemos a llamarnos independientes, si toda la vida creemos que el gobierno nos solucione la vida.

¿Democracia? Aún tienen el descaro de decir que somos un país democrático, nos quejamos de dejar a gobiernos socialistas, mercantilistas, aliados de la oligarquía o el monopolio, nos quejamos si somos los que los dejamos en el poder.

¿Identidad? Nos decimos orgullosos de ser chapines y a la hora de que un empresario pene lata de cerveza en el extranjero nos sentimos ofendidos o cuando jugadores arreglan partidos nos sentimos traicionados.

Queremos ser buenos guatemaltecos, pues empecemos a actuar. Como verdaderos seres humanos que somos. Vengamos de donde vengamos, pensemos en lo que pensemos, creamos en lo que creamos. Ser un buen Guatemaltecos va más allá de encerrarse en la burbuja de “yo soy chapín y lo de allá afuera me vale” o decir “que nos están colonizando los países extranjeros”.

Las fronteras son para los países decía Arjona, si claro para el territorio de un país. Pero no para las personas. Abrámonos al mundo y compartamos con ellos y demostremos que los de este pedazo de tierra cambiamos no solo este país, sino el mundo entero con ideas.

Recuerden nadie escogió nacer en este lugar que habitamos, si hubiéramos nacido en Pakistán, Turquía o Estados Unidos de América, seguramente la defenderíamos a morir como lo hacemos ahora me supongo? Realmente si queremos ser verdaderos Guatemaltecos, quitémonos esas barreras mentales y entendamos que todos tenemos una nacionalidad universal con todo el mundo y somos “seres humanos”. No importa el color, la religión, la ideología, la preferencia sexual o lo que creamos diferente de otros. Somos diferentes pero nos une la misma raza “humanos”.

Se encontraba Albert Einstein en un aeropuerto de los Estados Unidos. De repente, tras un problema con el pasaporte, un miembro de los cuerpos de seguridad le preguntó:

– ¿Raza, por favor?

Einstein, sorprendido, contestó:

– Humano, por supuesto.”

Claro somos humanos. Y si queremos ser verdaderos Guatemaltecos, entendamos que este es un nombre y que nuestra verdadera identidad es la humana. Nuestra verdadera paz es la tolerancia. Nuestra mejor forma de ser chapines es demostrando día a día que queremos ser mejores, trabajando, produciendo y dejarnos  llevar ser libres.

Cantemos el himno, admiremos un símbolo patrio, apreciemos nuestra cultura. Pero entendamos que nuestro compromiso está en hacer crecer este país, ante los ojos del mundo, porque queremos un mundo mejor. Pongamos esta tierra que nos vio nacer con acciones vivas, con ideas que cambie la forma de ver nuestro mundo que todos conocemos.

la hora

Anuncios
Publicado en General, Principios | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Juguetes, Imaginación y Creatividad

juguete

juguete (Photo credit: valerialaura)

por: Rony Rodríguez

El domingo vi a un niño jugando con un avión de cartón, lo sostenía en el aire con su mano derecha y levantaba y bajaba el brazo para simular un viaje ondulante, mientras el caminaba para simular el avance del avión.

Cuando lo vi, me reí, aquello era muy gracioso de ver, pues la “lógica” me decía que aquella hélice no tenía un motor que la moviera y por eso no levantaría ni un milímetro del suelo. Pero, por suerte, soy un experimentador, así que me dirigí al niño y le pedí que me lo prestara, algo que hizo con gusto, incluso me dio clases sobre cómo usar su avión.

Tomé el avión e hice lo mismo que el niño. A los adultos que estaban cerca les causó gracia verme hacer esos movimientos, pero el niño me miraba con atención mientras me seguía pues yo caminaba para simular el avance del avión; él no se rió, creo que era el único que entendía lo que pasaba ¿Y qué estaba pasando? Bueno, su avión estaba volando más alto que nunca, aunque los adultos solo miraban mis movimientos.

Al final lo entendí, el avión sí que volaba y tenía un motor súper potente; por poco y se me escapa de la mano :D, pero toda aquella potencia vivía en la imaginación del niño y ahora en la mía. Que maravilloso fue volar ese avión, desde allá arriba vi muchas de las casas de mis amigos, ¡Ah, y el lago azul!, también vi los cerros cubiertos de vegetación, volé sobre la selva del Petén, ese océano verde repleto de vida… 🙂

Una gran imaginación es el secreto para una gran creatividad, para la genialidad. Regálenle a sus hijos juguetes que disparen su imaginación. Un juguete caro no siempre es un buen juguete, muchos de ellos no están a la altura de una gran caja de cartón 😀

space

space (Photo credit: Sweetie187)

Publicado en Futuro | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Poesía Latinoamericana: La Suave Patria de Ramón López Velarde

La Suave Patria de Ramón López Velarde

Yo que sólo canté de la exquisita
partitura del íntimo decoro,
alzo hoy la voz a la mitad del foro
a la manera del tenor que imita
la gutural modulación del bajo
para cortar a la epopeya un gajo.

Navegaré por las olas civiles
con remos que no pesan, porque van
como los brazos del correo chuan
que remaba la Mancha con fusiles.

Diré con una épica sordina:
la Patria es impecable y diamantina.

Suave Patria: permite que te envuelva
en la más honda música de selva
con que me modelaste por entero
al golpe cadencioso de las hachas,
entre risas y gritos de muchachas
y pájaros de oficio carpintero.

PRIMER ACTO

Patria: tu superficie es el maíz,
tus minas el palacio del Rey de Oros,
y tu cielo, las garzas en desliz
y el relámpago verde de los loros.

El Niño Dios te escrituró un establo
y los veneros del petróleo el diablo.

Sobre tu Capital, cada hora vuela
ojerosa y pintada, en carretela;
y en tu provincia, del reloj en vela
que rondan los palomos colipavos,
las campanadas caen como centavos.

Patria: tu mutilado territorio
se viste de percal y de abalorio.

Suave Patria: tu casa todavía
es tan grande, que el tren va por la vía
como aguinaldo de juguetería.

Y en el barullo de las estaciones,
con tu mirada de mestiza, pones
la inmensidad sobre los corazones.

¿Quién, en la noche que asusta a la rana,
no miró, antes de saber del vicio,
del brazo de su novia, la galana
pólvora de los juegos de artificio?

Suave Patria: en tu tórrido festín
luces policromías de delfín,
y con tu pelo rubio se desposa
el alma, equilibrista chuparrosa,
y a tus dos trenzas de tabaco sabe
ofrendar aguamiel toda mi briosa
raza de bailadores de jarabe.

Tu barro suena a plata, y en tu puño
su sonora miseria es alcancía;
y por las madrugadas del terruño,
en calles como espejos se vacía
el santo olor de la panadería.

Cuando nacemos, nos regalas notas,
después, un paraíso de compotas,
y luego te regalas toda entera
suave Patria, alacena y pajarera.

Al triste y al feliz dices que sí,
que en tu lengua de amor prueben de ti
la picadura del ajonjolí.

¡Y tu cielo nupcial, que cuando truena
de deleites frenéticos nos llena!

Trueno de nuestras nubes, que nos baña
de locura, enloquece a la montaña,
requiebra a la mujer, sana al lunático,
incorpora a los muertos, pide el Viático,
y al fin derrumba las madererías
de Dios, sobre las tierras labrantías.

Trueno del temporal: oigo en tus quejas
crujir los esqueletos en parejas,
oigo lo que se fue, lo que aún no toco
y la hora actual con su vientre de coco.
Y oigo en el brinco de tu ida y venida,
oh trueno, la ruleta de mi vida.

INTERMEDIO

(Cuauhtémoc)

Joven abuelo: escúchame loarte,
único héroe a la altura del arte.

Anacrónicamente, absurdamente,
a tu nopal inclínase el rosal;
al idioma del blanco, tú lo imantas
y es surtidor de católica fuente
que de responsos llena el victorial
zócalo de cenizas de tus plantas.

No como a César el rubor patricio
te cubre el rostro en medio del suplicio;
tu cabeza desnuda se nos queda,
hemisféricamente de moneda.

Moneda espiritual en que se fragua
todo lo que sufriste: la piragua
prisionera , al azoro de tus crías,
el sollozar de tus mitologías,
la Malinche, los ídolos a nado,
y por encima, haberte desatado
del pecho curvo de la emperatriz
como del pecho de una codorniz.

SEGUNDO ACTO

Suave Patria: tú vales por el río
de las virtudes de tu mujerío.
Tus hijas atraviesan como hadas,
o destilando un invisible alcohol,
vestidas con las redes de tu sol,
cruzan como botellas alambradas.

Suave Patria: te amo no cual mito,
sino por tu verdad de pan bendito;
como a niña que asoma por la reja
con la blusa corrida hasta la oreja
y la falda bajada hasta el huesito.

Inaccesible al deshonor, floreces;
creeré en ti, mientras una mejicana
en su tápalo lleve los dobleces
de la tienda, a las seis de la mañana,
y al estrenar su lujo, quede lleno
el país, del aroma del estreno.

Como la sota moza, Patria mía,
en piso de metal, vives al día,
de milagros, como la lotería.

Tu imagen, el Palacio Nacional,
con tu misma grandeza y con tu igual
estatura de niño y de dedal.

Te dará, frente al hambre y al obús,
un higo San Felipe de Jesús.

Suave Patria, vendedora de chía:
quiero raptarte en la cuaresma opaca,
sobre un garañón, y con matraca,
y entre los tiros de la policía.

Tus entrañas no niegan un asilo
para el ave que el párvulo sepulta
en una caja de carretes de hilo,
y nuestra juventud, llorando, oculta
dentro de ti el cadáver hecho poma
de aves que hablan nuestro mismo idioma.

Si me ahogo en tus julios, a mí baja
desde el vergel de tu peinado denso
frescura de rebozo y de tinaja,
y si tirito, dejas que me arrope
en tu respiración azul de incienso
y en tus carnosos labios de rompope.

Por tu balcón de palmas bendecidas
el Domingo de Ramos, yo desfilo
lleno de sombra, porque tú trepidas.

Quieren morir tu ánima y tu estilo,
cual muriéndose van las cantadoras
que en las ferias, con el bravío pecho
empitonando la camisa, han hecho
la lujuria y el ritmo de las horas.

Patria, te doy de tu dicha la clave:
sé siempre igual, fiel a tu espejo diario;
cincuenta veces es igual el AVE
taladrada en el hilo del rosario,
y es más feliz que tú, Patria suave.

Sé igual y fiel; pupilas de abandono;
sedienta voz, la trigarante faja
en tus pechugas al vapor; y un trono
a la intemperie, cual una sonaja:
la carretera alegórica de paja.

Publicado en Principios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La importancia de la auditoria ciudadana

“Una sociedad cuyos ciudadanos se niegan a ver e investigar los hechos, quienes se niegan a creer que su gobierno y sus medios rutinariamente les mienten y fabrican una realidad contraria a los hechos verificables, es una sociedad que escoge y merece la Dictadura Militar Policiaca que va a recibir.”—Ian Williams Goddard

Publicado en Política | Etiquetado , | Deja un comentario

Nuestro México del Futuro

Como México empieza a formar una visión futurista para su gente, la campaña se llama Nuestro México del Futuro

Niños Orgullosos

Nuestro México del Futuro es un movimiento social sin precedente a escala nacional que ha convocado a todos los mexicanos a expresar su visión sobre el México en el que les gustaría vivir. http://www.nuestromexicodelfuturo.com.mx/

Español: Honores al lábaro patrio, en Tres Val...

Español: Honores al lábaro patrio, en Tres Valles, Veracruz, México, como se acostumbra todos los Lunes (inicio de semana) en México. (Photo credit: Wikipedia)

Publicado en Futuro | Etiquetado , , , , | Deja un comentario